Bienestar, Cursos - información

Práctica suave cuerpo-mente de Yoga Tibetano

La transformación o alquimia de cuerpo, palabra y mente

Yoga significa unión. Unión de la energía solar y lunar, de lo masculino y femenino, de la forma y la vacuidad,… Pero la unión esencial, es la unión con uno mismo, para completarse. Yoga también puede traducirse como reunión o transformación, es decir, sería la práctica de transformación o alquimia, de un estado de cuerpo, palabra y mente ordinario a un estado extraordinario. En Tibetano, la palabra que significa Yoga, es Naljor རྣལ་འབྱོར། que significa algo más profundo, Nalma རྣལ་མ། quiere decir estado natural, estado puro, estado orgánico y Jor འབྱོར། alcanzar, conseguir, lograr. Así en tibetano, sería el logro del estado puro o natural, es decir, el estado de Buda.

El Yoga sería ese proceso de transformación de nuestro cuerpo, palabra y mente ordinaria, ignorante, porque se siente separada y diferente, porque es dualista, en una mente extraordinaria, pura, natural, búdica, despierta.

El Yoga del cuerpo: con el ejercicio físico, el entrenamiento del cuerpo y de sus canales sutiles por donde circulan los vientos.

El Yoga de la palabra: mediante la recitación de mantras y oraciones en diferentes lenguas, para desbloquear la energía del sistema y mantenerlo en equilibrio.

El Yoga de la mente: a través de la meditación, transformamos la mente kármica, sujeta a condiciones, con altos y bajo emocionales, en sabiduría.

Representación antigua de ejercicios del Yoga Tibetano
Representación antigua de ejercicios del Yoga Tibetano

El cuerpo Vajra, sería ese  cuerpo, que ya no depende de los agregados que forman el cuerpo físico. Nuestro cuerpo físico, es cómo un traje, que un día debemos dejar atrás, porque deja de servirnos para la experiencia profunda que experimentamos a través de él, durante la existencia humana.

Con la palabra Vajra, si decimos que el estado de Buda es inexpresable con el lenguaje, no podremos nunca entender nada. En cambio usar palabras sencillas, nos guiarán en la experiencia, de lo que está más allá del lenguaje.

La mente Vajra, todos tenemos la Naturaleza Búdica, pero de alguna manera estamos controlados por la ilusión y la ignorancia ( deseo, rechazo, ignorancia ) y por ello no podemos experimentar este estado, es decir, lo que realmente somos. La práctica del Yoga es para todos, ya que en cada persona ordinaria, está la Naturaleza del Buda. El Yoga permite unificar lo que llamamos uno mismo, con esta Naturaleza Búdica.

¿Quién fue Naropa?

Naropa es considerado un erudito y gran meditador, sustentador del linaje Kagyu del budismo tibetano. Monje budista y místico de la India, fue discípulo de Tilopa y maestro de Marpa. Conocido por haber desarrollado los Seis Yogas de Naropa ན་ར+་ཆ-ས་/ག, prácticas yóguicas, enseñadas por el Buda, transmitidas por medio de un linaje ininterrumpido a través de Tilopa hasta Naropa, y hasta nuestros días. Estas prácticas fueron diseñadas para ayudar a alcanzar la iluminación.

Estos Seis Yogas de Naropa son: El Yoga de la unión ( el calor interno ), Tummo ག1མ་མོ། El Yoga del cuerpo ilusorio, Gyu Lü 2་3ས། El Yoga de la luz clara, Ösel འོད་གསལ། El Yoga de la sueños, Milam 5ི་ལམ། El Yoga del estado intermedio, Bardö བར་དོ། El Yoga de la transferencia de la conciencia, Powa འཕོ་བ། 

Naropa
Naropa

Lo que ofrezco

Estas prácticas tradicionalmente requieren de instrucciones precisas por un maestro cualificado, ya que son prácticas secretas. Lo que yo aprendí del Lama Tibetano que me enseñó esta práctica preliminar, es una serie de ejercicios físicos, visualizaciones y pranayamas preparatorios para la práctica de estos Seis Yogas de Naropa, que no requieren de ninguna iniciación o transmisión específica.

Quiero compartir mi propia experiencia en la Fundación, en forma de Talleres, con una rutina de ejercicios que trabajan el cuerpo burdo, la mente a través de las visualizaciones y meditación y la respiración a través de pranayamas, con un beneficio enorme en todos estos niveles de cuerpo, palabra y mente. Si esta práctica preliminar inspira la posterior practica de los Seis Yogas de Naropa de la mano de un Maestro experimentado, creo que este acercamiento preliminar puede ser de gran beneficio para aquellos que se acerquen a este camino de realización. 

Periodicidad y duración

Un fin de semana al mes. 

Sábado por la mañana: Práctica de hora y media por la mañana en ayunas, descanso-desayuno y breve introducción teórica a los vientos sutiles del cuerpo y sus beneficios, trabajados con el pranayama en la sesión de la práctica. 

Domingo por la mañana: sesión de hora y media de práctica. 

Beneficios de esta práctica preliminar

Ayuda a alargar la vida

Previene, mejora y contribuye a curar diferentes enfermedades como la diabetes, dolores menstruales, infecciones de orina, problemas de hígado, vesícula, problemas digestivos, estreñimiento, limpieza de pulmones. 

Mejora la piel y el lustre

Limpia los canales y chakras, y los activa 

Incrementa la energía y fuerza vital 

Aumenta la claridad mental y concentración 

Despierta e incrementa la energía sutil y  espiritual

Impartido por

Yolanda Ruiz. Tras sus primeras formaciones en la Universidad y unos años de experiencia profesional trabajando como psicoterapeuta, comenzó su viaje por el Mundo. Ha vivido en diferentes lugares que le han aportado experiencias y aprendizajes espirituales y de vida. Dice Yolanda: “Desde España al mundo, ofrezco a través de mi web y de las redes sociales aquello que me hizo crecer, conocerme y SER: Viajes a Tibet – Psicoterapia – Masajes Tibetanos – Aceites Tibetanos – Naro Yoga – Formación para profesionales – Traducciones.

Todo este desarrollo profesional, se ve impregnado del Dharma y del Budismo Tibetano, que fue descubriendo desde Ibiza, hasta Nepal, India y Tibet. Enseñanzas que llegaron desde diferentes perspectivas como la de la Medicina Tibetana, el Masaje, el Yoga y el más clásico Budismo Tibetano”. Ver web de Yolanda en yolandatibet.com.