NUESTRA AYUDA SOCIAL AL DESARROLLO

Proyectos en Arunachal Pradesh (Himalayas de la India)

Aldea de Arunachal Pradesh
Mapa parcial India

La Fundación ha puesto en marcha tres proyectos de ayuda en la zona de los Himalayas en el área de cultura tibetana en Arunachal Pradesh. Este área se caracteriza por el bajo nivel de desarrollo, dispersión de aldeas y alto nivel de pobreza y analfabetismo, con lo que hay un problema permanente de falta de escolarización sobre todo de niñas. Éstas terminan en una situación marginal y precaria. Es necesario ayudarles a romper el ciclo de analfabetismo y pobreza. Ver artículo Nuestras prioridades de ayuda social al desarrollo.

 

Los proyectos son: Apadrinamiento para escolarización, Construcción de residencia en Tawang y Construcción de residencia y escuela en Itanagar.

La Fundación dispone de un centro asociado en la India, Geyje Norling, que además de Monasterio es Sociedad benéfica reconocida por el Estado Indio. A través de él gestiona parte de estos proyectos.

Los proyectos contribuyen al desarrollo local, a una sociedad más justa y a la reducción del flujo global de migraciones, al romper el ciclo de analfabetismo y pobreza.

Todos los proyectos son gestionados por los monjes budistas tibetanos con la ayuda de voluntarios y siguen los principios de austeridad, transparencia y mínimos gastos de gestión.

 

UNESCO. State of the Education in India Report 2021
UNESCO. State of the Education in India Report 2021

VER PROYECTOS

Proyecto de apadrinamiento de niñas y niños para escolarización

Apadrina ya una niña de los Himalayas tibetanos de la India para que pueda escolarizarse e insertarse de forma digna en la sociedad, ayudando con ello al desarrollo local. Una de las mejores maneras de producir un impacto efectivo con tu ayuda 

Niñas apadrinadas en Tibetan Children’s Home

La Fundación ha puesto en marcha el proyecto de apadrinamiento de niños en la Tibetan Children’s Home. Esta residencia, situada en Dehra Dun, en los Himalayas de la India, aloja a niños de familias pobres o huérfanos  que no pueden acudir a la escuela por falta de medios, lejanía y analfabetismo de los padres. Con el apadrinamiento los niños pueden ser escolarizados para recibir educación primaria y secundaria en escuelas cercanas a la residencia, con lo que se les da la oportunidad de ocupar un lugar digno en la sociedad. 

Los niños proceden sobre todo de Arunachal Pradesh (en la zona de los Himalayas Orientales), Nepal y algunos también de campos de refugiados tibetanos (de familias procedentes de Tíbet) de otras zonas de la India.

Los niños a apadrinar (la mayor parte son niñas) de esa zona son recogidos entre las familias de situación más precaria y tutelados  por monjes de Tawang y Geyje Norling, centro asociado de la Fundación, durante su escolarización. 

La residencia fue construida hace unos años con ayudas del gobierno de la India y de diferentes asociaciones internacionales, con el respaldo de SS el Dalai Lama y SS el 17º Gyalwa Karmapa. Ya se han formado un número importante de niñas y niños, que trabajan en diferentes sectores de su sociedad. Ahora es necesario cubrir los gastos de alojamiento, manutención y estudio de nuevas niñas y niños en lista de espera seleccionadas en las aldeas y tribus por los monjes e instructores.

Proyectos de construcción de residencias y escuela para niñas y niños de aldeas

Niño aldea Arunachal Pradesh

Además la Fundación tiene otros dos proyectos en fase de definición y planificación en los que también puedes implicarte y contribuir. Estos son: 

 

Residencia para niñas y niños en Tawang. Se está realizando el diseño preliminar de una residencia para unos 30 niñas y niños de la zona, que de otro modo no podrán asistir a la escuela, por la pobreza, lejanía y analfabetismo de los padres.

Residencia y escuela en Itanagar. Sobre terrenos donados junto a aldeas pobres de minorías y refugiados se está construyendo el camino de acceso. Posteriormente se llevará a cabo la construcción de escuela y residencia para niñas y niños de las aldeas. Con ello se posibilita la escolarización y el desarrollo local. 

En el fondo toda la humanidad es una, es un todo, y este pequeño planeta es nuestra única casa. Si queremos proteger esta nuestra casa, cada uno de nosotros necesita cultivar y practicar la compasión universal.

– Su Santidad el XIV Dalai Lama.