UNA FUNDACIÓN PARA AYUDAR

La Fundación Budista Jardín de la Compasión

Nuestra Fundación contribuye a un mundo mejor ayudando a la mejora interna de las personas y con ello a la externa, apoyándose en un núcleo de sabiduría que sigue el legado de valores universales de Buda y en los recursos de sus centros en España e India.

Contribuir a un mundo mejor

¡Tashi Delek! Bienvenidos a la Fundación Budista “JARDÍN de la COMPASIÓN para beneficio de todos seres”(༄༅། །བྱམས་བརྩེ་འགྲོ་ཕན་གླིང་། en tibetano, que se pronuncia Yamtse Drophen Ling). Su Santidad el XIV DALAI LAMA ha tenido el enorme gesto de proporcionar su respaldo y asignar el nombre. Ha sido constituida e inscrita en el Registro de Fundaciones del Estado en 2022, y opera a nivel nacional e internacional.

Dalai Lama XIV
S.S. el XIV Dalai Lama

Con carácter benéfico y sin ánimo de lucro, la Fundación Jardín de la Compasión tiene como misión beneficiar a las personas y en general a todos los seres a liberarse de sus limitaciones, desarrollar su potencial y vivir una felicidad auténtica. Para ello lleva a cabo enseñanzas, prácticas contemplativas y proyectos de ayuda social de acuerdo con la filosofía budista Mahayana o del vehículo universal. El pensamiento budista se fundamenta en los principios de compasión y sabiduría, en línea con los valores humanistas universales. Parte importante de su misión es proporcionar ayuda a colectivos necesitados y promover la armonía y paz entre creencias. En un mundo donde todo está interrelacionado hay una exigencia de responsabilidad más allá de nuestro círculo de afines, una responsabilidad global.

La mente produce todos los estados mentales. La mente es su directora; todos derivan de ella. Si una persona habla o actúa con mente de paz, le seguirá la felicidad, como la sombra que le acompaña

Dhammapada. Verso 2

 

Un núcleo de sabiduría con actividades benéficas

Las actividades de la Fundación incluyen enseñanzas de filosofía práctica para avanzar en la sabiduría, prácticas contemplativas de la tradición budista tibetana para aquellos que sintonicen con la devoción, sesiones de meditación, retiros, peregrinaciones y otros eventos. Unas parte esencial de su actividad es la compasión en acción, a través de proyectos de ayuda social, como los que ya lleva a cabo en la zona de Tawang del norte de la India y otros que se están poniendo en marcha a nivel internacional.

Maestros del Centro de Madrid de la Fundación Jardín de la Compasión
Lamas residentes. De izq a der: Gueshe Jangchub Rinpoché, Lama Jampa, Gueshe Jigme y Gueshe Lobsang

El núcleo de la Fundación lo constituyen nuestros lamas o maestros procedentes del norte de la India y Nepal, de raíces y cultura tibetanas, algunos de los cuales son rinpochés y gueshes (maestros de gran erudición, equivalente a doctor en filosofía, y logro) formados en monasterios e institutos de la India en los linajes Gelug y el universal abarcador Rimé. Una parte muy importante de la organización de la Fundación son nuestros colaboradores y voluntarios, sin los cuales su funcionamiento no sería posible.

Los centros de la Fundación

Monasterio y Sociedad Benéfica Geyje Norling, Tawang, Arunachal Pradesh (India)

Actualmente la Fundación cuenta con oficinas centrales en Madrid y con un Centro de Meditación y Proyectos de Ayuda Social junto a las oficinas, así como dos centros asociados: Chöckhorling Murcia y un Centro en los Himalayas de la India –  Geyje Norling Monastery and Welfare Society. Este centro es un pequeño monasterio y también institución benéfica de ayuda a la población de la zona. Está reconocido oficialmente como sociedad benéfica (welfare society) por el estado de Arunachal Pradesh de la India. Los lamas residentes en el centro de Madrid regentan también el centro de la India a través de monjes de su linaje asentados en el lugar. La actitud y votos de renuncia y altruismo de los monjes asegura que la actividad benéfica es efectiva y las donaciones que se recogen se aplican directamente a cubrir las necesidades de las personas beneficiarias.

La Fundación está poniendo en marcha proyectos de ayuda social y al desarrollo, y cuenta entre sus planes la creación progresiva de nuevos centros benéficos y de retiro en diferentes puntos de la geografía nacional e internacional.

El centro de Madrid, ubicado en instalaciones propias en el barrio de Lucero, junto a las oficinas centrales de la Fundación, dispone de un gran espacio multiuso para actividades de enseñanzas, prácticas y eventos, una zona de exposición, una biblioteca y otras dependencias.

El budismo es útil para cualquier persona independientemente de sus creencias, aunque se considere de otra religión, o simplemente espiritual, agnóstica o atea. Como dice el Dalai Lama: «en el fondo es un conjunto de ideas útiles». Es una actitud y filosofía de vida. Y Buda dijo antes de su muerte o paranirvana: “ toda doctrina que es útil puede considerarse mi doctrina”. El budismo se basa en cultivar nuestra mente y corazón para mejorar internamente y ayudar al mundo. Dice el segundo verso del Dhammapda, importante sutra de la doctrina de Buda: «La mente produce todos los estados mentales. La mente es su directora; todos derivan de la ella. Si una persona habla o actúa con mente de paz, le seguirá la felicidad, como la sombra que le acompaña».